Amara

Dibujo: Nessa G.

– Amara…, ¿qué te pasa…?

– …

– Últimamente, te noto ausente. Te quedas mirando al infinito, como ahora, y siento que desaparezco de tu mundo.

Mírame, te lo ruego. Me tienes muy preocupado. Hace días que sólo le sonríes al horizonte y tus ojos sólo miran serenos al cielo.

Tengo miedo.

– …

– No quiero presionarte… No quiero que hagas nada que no quieras hacer.

Sólo háblame, por favor…

Amara giró lentamente su cabeza hacia él. Le miró fijamente. Sus ojos eran todavía más verdes de lo que él recordaba. Destellos azules parecían asomar cuando el sol reflejaba de lleno su luz en ellos. Separó lentamente sus labios, más rojos que nunca, dejando escapar el aire que parecía contenido en ella desde hacía años, y habló:

– Sólo sueño.

Paralizado, como si fuera la primera vez que la veía, asintió y le impulsó a que continuara.

– Sólo sueño despierta. Sueño con nosotros dos, con lo que pudimos haber hecho juntos.

Las promesas de miles de aventuras que correríamos las hago realidad en mi pensamiento porque el tiempo las ha ahogado, y nosotros también…

Amara no apartaba la mirada de él. Empezaron a asomar lágrimas en sus ojos. Se había callado muchas cosas. Cosas que pensó que a él no le interesarían y que, por otra parte, no le interesaban.

La culpa, si es que existe, es de los dos. No supimos aprovechar lo que teníamos. Nos dedicamos a dejar pasar los días y a empezar con “quizá mañana”, pero ese mañana nos consumía en cada presente. Ahora ya pasó…

– …A-ma-ra…, yo…

– No digas nada, por favor. No hace falta,en serio.

Amara giró de nuevo su cabeza hacia el horizonte, que hacía más verdes sus ojos y más azules sus días, y respiró profundamente.

Por fin, después de tanto y nada, se sintió libre.

M. L. F.

El reto de los 30 meses

Hoy comienzo un reto que le planteé hace un tiempo a Nessa G., del blog “Los Lunes Perros”, a raíz del Reto de los 30 días que le propuso hacer Paulaimantada.

Paula, se propuso el reto de los 30 días dedicado al ejercicio físico; Nessa, al dibujo; y yo, a las letras, pero con una pequeña variante. En lugar de 30 días, yo lo haré en 30 meses. El último lunes de cada mes adjuntaré un relato (o lo que surja) a cada uno de los dibujos del reto de Nessa (ella ya lo acabó).

Así que, ¡empecemos!

M. L. F.

Volar

Volar

Mi colaboración en El poder de las letras-Página de escritores

Todo empezó con la desaparición del vaso. No de un vaso cualquiera. Bueno, sí, un vaso corriente pero extremadamente especial, mágico. En él había dejado sus palabras y su aliento impregnando sus paredes.

No supe qué había pasado hasta hace poco.

Nuestros padres nos habían castigado durante una semana sin salir de casa por pintar con espray los cristales de un banco. Cosas de niños, joder.

Jamás habría imaginado lo que pasó. En realidad, nunca lo hubiera sabido sino hubiera tirado del hilo que unía su vaso con el mío. Éste se había roto al tirar de él porque mi amigo no daba señales de estar en su habitación. En ese momento, recuerdo que había pensado en la suerte que tenía de tener unos padres que, por lo menos, le dejaban salir de su cuarto. Que equivocado estaba…

“¿Se habría enfadado por romper nuestra única manera de comunicarnos?”

Todo parecía apuntar a eso.

Pasada la primera noche, en la que dormí como un bendito, pasó el día siguiente y el siguiente…

No veía ni siquiera a los padres de mi amigo. Las persianas descansaban bajadas y nadie se molestaba en abrirlas. Yo me quejaba a mis padres, les pedía explicaciones. Ellos trataban de tranquilizarme diciendo que volveríamos a hablarnos y esas cosas. Es fácil decir eso, pero pasarlo es difícil cuando sólo tienes un amigo.

Vencida la semana de castigo, mis padres me comunicaron que habían comprado una casita y que nos mudábamos ya.

Yo no quería dejar a mi amigo. ¡Esto era una locura! ¿Qué pasaba? ¿Por qué todo estaba ocurriendo tan rápido?

Las preguntas se quedaron sin respuesta hasta que hoy, diez años después, mis padres decidieron que ya era suficientemente fuerte como para afrontar la realidad.

Sabía de la imaginación desbordante de mi amigo. Todos se daban cuenta de que tenía una inventiva fuera de lo normal. La idea de los vasos comunicantes había sido de él.

Pero, como me contaron mis padres, le había jugado una mala pasada la primera noche de castigo.

Una imaginación libre sólo puede residir en el cuerpo de un alma libre.

Mi amigo no pudo soportar ni siquiera unas horas encerrado en su cuarto. Debió pensar que si Superman (del que era un gran fan) podía volar, porqué no iba a poder hacerlo él.

Así que abrió la ventana y saltó.

M. L. F.

Una gota de inmenso amor

Aquí os dejo el link que os llevará a Imagen encontró poemas, del blog “La Poesía No Muerde”, para que podáis ver dos grandes poemas que esta imagen encontró: uno de Jacobo Ocaña y el otro de Bela Sánchez

El mío os lo dejo en esta entrada, después de la imagen.

Gracias, Hèléne Laurent.

IMG_7985

Imagen: Francisco Fernández Jiménez (El Ejido, Almería)

losupeencuantotevi.blogspot.com.es

Una gota de inmenso amor

Recorrí mil mares a tu encuentro.

Oí rumores de voces compañeras

hiriendo a borbotones.

Decían…,

que tu corazón

era de piedra.

Ninguna de ellas supo

escucharte

en tu soledad.

Desgastaban tu esencia,

mineral.

Quieta,

mirabas al frente

y así permaneciste, bella,

esperando ser

rescatada.

Te cerraste

a cascadas

ofensivas.

Ahora,

era mi turno.

Pasé a tu lado

por casualidad.

Ninguno de los dos

esperaba

ya nada.

De repente,

nació en ti un leve movimiento.

No sé cómo nos reconocimos.

Llevo conmigo ese recuerdo

en cada viaje.

Me llegan rumores de tu cambio.

No permitas

la erosión

de nuestro encuentro.

No permitas

la erosión

de nuestro amor.

M. L. F.

Opacidad cristalina V

Mi última colaboración en “El Instante Varado” con la serie “Opacidad cristalina”

Todo esto me parece un puto teatro

¡!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!¡¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿??????????????????????????????????????

Se

mean

a

gota

dodododododo

formando mi inicial.

Para ya de mezclar. No te rindas. ¡Ala, vete a la mierda! No transijas con la

demo

nos

gracias.

Ratas por el suelo, ratas por el techo, ratas a raudales. Ríos de ratas.

Pasos de tenedor,

sobre tres dedos.

Sonidos metálicos,

tras los portales.

Eructos de gula,

con gambas.

Sucedáneos congelados como tu cara.

Boca de mierda.

Tengo que acabar con esto.

Ya no es cristalino,

cristal y no.

Tampoco opaco,

¡oh, Paco!

Para de hacer ruido,

¡joder!

Si quieres.

Todo son blasfemias.

¡¿A qué?!

¡¿A QUIÉN?!

No me queda más subconsciente. Las ratas se lo han comido

y han escrito con sus vómitos

la palabra

FIN

Marina López Fernández

M. L. F.

Mordiscos: He aprendido a sostenerte con mis ojos

Mordiscos: He aprendido a sostenerte con mis ojos

Que mis versos sirvan de inspiración a un grande de las letras como lo es Gocho Versolari, no tiene precio. Aquí os dejo sus divinas palabras.
Gracias, compañero

Gocho Versolari, Obra Poética

…Temo
que al no mirarnos,
desaparezcas…
Marina López Fernández – Grietas en la carretera

En todos estos años
he aprendido a sostenerte con mis ojos. Siento
que cuando dejo de observarte
vuelves a caer en todos tus abismos
y un cúmulo de hormigas me silba el esternón
hasta que mi vista te atrapa nuevamente
y siento que te rescato de las inmensidades,
que tus miradas de vértigo y terror
se llenan de paz en esta tarde
en que el sol pacífico golpea las celosías
y un lento oso de sal
sostiene el día.

GOCHO VERSOLARI

Ver la entrada original

Grietas en la carretera

Grietas en la carretera

Mi colaboración en “El poder de las letras”-“Página de escritores”.

Sólo

era una sombra.

Sólo,

su reflejo.

Su cabeza

era un arbusto

y su cuerpo…

Un haz de luz

reflejaba

Su contorno…

La mano

escondida

Tras la otra…

Señal de

Bienvenida

Mentira

Con tijeras

corta

Planos

líneas rectas

de adoquín

y asfalto

Ssshhh…

Quédate ahí

que tengo miedo.

Que yo…

Me quedo aquí.

Temo

que al no mirarnos,

desaparezcas…

Temo

que al no mirarnos…

¡Detrás de ti!

M. L. F.

Candela mía

Aquí os dejo el link que os llevará a Imagen encontró poemas, del blog “La Poesía No Muerde”, para que podáis ver dos grandes poemas que esta imagen encontró: uno de Anton Caes y el otro de Luces y Sombras, O. R.

El mío os lo dejo en esta entrada, después de la imagen.

Gracias, Hèléne Laurent.

IMG_7974

Imagen: Francisco Fernández Jiménez (El Ejido, Almería)

 

Sentí las llamas

creciendo en mí

con tal violencia

que pensé me destruirían.

Encerré el fuego que ardía

entre nosotros

-el miedo a la luz

me lo habían otorgado

noches oscuras

de whisky y serrín-.

Fue tu alma noble,

hecha de lumbre y jazmín,

la que acarició mi espalda

y me atrajo hacia sí.

Ahora,

descanso

en tus brasas,

purificándome.

Ahora…,

descanso

por fin.

M. L. F.

El grito

Mi colaboración en “El poder de las letras”-Página de escritores

Un día

-no recuerdo bien-,

maniatada me encontré.

No sabía ni por quiénes

ni porqué.

Solté una lanza en mi favor.

Quise avisarles del error que cometían, nada más.

Algo gritó desde lo más hondo de sí.

Gemían voces,

de dolor invisible.

Volaron cientos a cumplir,

deseos de maldad.

Crearon una paloma blanca de negrura llena en su interior,

símbolo de su humanidad.

Tan solo quedó lo que llaman esperanza, lo único que a mí me dá valor para persistir en el intento de salvarlos de esta cárcel.

Así,

pude elegir mi nombre.

Así…,

me llamé LIBERTAD.

M. L. F.