Amara

Dibujo: Nessa G.

– Amara…, ¿qué te pasa…?

– …

– Últimamente, te noto ausente. Te quedas mirando al infinito, como ahora, y siento que desaparezco de tu mundo.

Mírame, te lo ruego. Me tienes muy preocupado. Hace días que sólo le sonríes al horizonte y tus ojos sólo miran serenos al cielo.

Tengo miedo.

– …

– No quiero presionarte… No quiero que hagas nada que no quieras hacer.

Sólo háblame, por favor…

Amara giró lentamente su cabeza hacia él. Le miró fijamente. Sus ojos eran todavía más verdes de lo que él recordaba. Destellos azules parecían asomar cuando el sol reflejaba de lleno su luz en ellos. Separó lentamente sus labios, más rojos que nunca, dejando escapar el aire que parecía contenido en ella desde hacía años, y habló:

– Sólo sueño.

Paralizado, como si fuera la primera vez que la veía, asintió y le impulsó a que continuara.

– Sólo sueño despierta. Sueño con nosotros dos, con lo que pudimos haber hecho juntos.

Las promesas de miles de aventuras que correríamos las hago realidad en mi pensamiento porque el tiempo las ha ahogado, y nosotros también…

Amara no apartaba la mirada de él. Empezaron a asomar lágrimas en sus ojos. Se había callado muchas cosas. Cosas que pensó que a él no le interesarían y que, por otra parte, no le interesaban.

La culpa, si es que existe, es de los dos. No supimos aprovechar lo que teníamos. Nos dedicamos a dejar pasar los días y a empezar con “quizá mañana”, pero ese mañana nos consumía en cada presente. Ahora ya pasó…

– …A-ma-ra…, yo…

– No digas nada, por favor. No hace falta,en serio.

Amara giró de nuevo su cabeza hacia el horizonte, que hacía más verdes sus ojos y más azules sus días, y respiró profundamente.

Por fin, después de tanto y nada, se sintió libre.

M. L. F.

Anuncios

Revista #4 Eternity

Ya está recién hecha la Revista #4 Eternity del “Poder de las letras”.

Podéis descargaros el PDF gratis o comprarla para eBook por un precio simbólico para que pueda seguir creciendo.

En este número sus páginas están impregnadas de Navidad. Pero hay muchas más cosas.

Pasaos y comprobadlo. No tiene desperdicio.

Bueno, sólo decir que hay un relato mío: “Entremeses navideños”.

También podréis leer mi poema “A-Troz-os”, que la verdad fue una gratísima sorpresa encontrarme con él. No contaba con ello.

Espero que os guste.

Abrazos

ESTÁ PROHIBIDO

DestacadoESTÁ PROHIBIDO

-Me da igual. Lo voy a hacer.

-Te van a llamar la atención…

-¿Eso es todo? Mira cómo tiemblo.

-¡Joder!, pues yo me voy. Paso de que me digan nada y acaben echándonos por un capricho tuyo.

-¡Buah!, eres como ellos al fin y al cabo…, un cobarde. Lo llevamos haciendo toda la vida y, ahora, porque estén cuatro pelagatos en el poder que digan que no se puede hacer… ¡Joder!, ¿es que también me van a quitar mis vicios?

-Ya, pero es que si tu vicio no perjudicara a los demás…

-Mira, estoy harta. Vete o quédate, pero yo paso de cortarme.

-Me voy a la barra. Quiero ver lo colorada que te pones cuando te digan algo.

-Piérdete, gilipollas.

Empecé a saborear lentamente el placer que me daba poder disfrutar de mi vicio en un bar con un cafecito humeante. Pero, al poco de entrar en materia, se me acercó el camarero y, en voz baja, casi con-lo admito- más vergüenza que yo, dijo:

-Disculpe, está prohibido escribir aquí.

M. L. F.