Recuerdo

Fotografía: ChronosFer2

Recuerdo la primera vez que te vi. Dabas vueltas sobre ti mismo fumando un cigarro tras otro; los ojos rojos de tristeza…, rabia…

Recuerdo que alzaste la vista y me miraste. Frunciste el ceño. Creo que sentiste que estaba invadiendo tu intimidad. La verdad es que eso lo pensé yo.

No sabía qué hacer. Sólo pude esbozar una sonrisa tímida. Tú me la devolviste con un brillo en los ojos que no he vuelto a ver jamás, ni siquiera en los tuyos…

Ahora, es la cortina hecha de humo y los geranios marchitos quienes recuerdan nuestra historia.

Quizás hubiera sido mejor que aquel día no hubiese dejado salir a mi amor por la ventana.

Con la muerte no se puede, con la muerte no se puede…

Origen: El poder de las letras-Página de escritores…

M. L. F.

Vida de perros

Nueve partos sufrió mi madre. Nueve hermosos nacimientos. Cada vez que venía uno al mundo, la felicidad nos embargaba. 《¡Otro más!》, se oía por el pueblo. Pasada la primera etapa de la infancia, todo cambió. No había comida para todos. Nuestro hogar se volvía pequeño. Hablaban de nosotros; nos miraban con recelo. Nunca hubiera imaginado el calvario sufrido camino a la Iglesia. Me obligaron a ver morir a cada uno de mis hermanos.
Por Marina López Fernández, del blog Por el hueco de la escalera.

Origen: Reto5líneas de junio de Adella Brac…

M. L. F.

Definitivamente, sí

Ya pasaban diecisiete minutos de las cuatro, y yo sin ponerme manos a la obra. La noche anterior me había acostado tarde.

Tenía que ser rápida pero, sobre todo, inteligente.

Había estado pensando en cómo deshacerme del cuerpo de Sara, que ya descansaba inerte en el maletero de mi coche. Tuve que romperle las piernas para que cupiese. Vaya ocurrencia.

Verme expuesta por obligación a una situación de tal calibre en la realidad me excitaba. Yo, que me pasaba horas mirando esos programas de crímenes que ponían en la televisión todos los días, tendría que tener material de sobra para llevar a cabo la acción. Estaba claro que me iban a pillar. Lo sabía, pero la idea me gustaba… La sensación de que todo terminaría rápido nacía en mí de una manera extrañamente apasionada.

Sin duda, el error, del que yo no tenía culpa alguna, había sido empezar por el final; la mayoría lo hace así. No resulta original.

Sé que no te gusto y que te recuerdo a tantos otros como yo. Quizás,si practicases un poco más…

Dejé caer la cabeza y sentí un latigazo en las cervicales.

¡A la mierda! A volver a empezar, ¡joder!

¿Está seguro de que quiere abandonar la aplicación?

Es posible que los cambios no se guarden…

Origen: Salto al reverso…

M. L. F.

Movimiento VIII

Tu sonrisa. Tu sonrisa. Tu calma.
Y mi dolor porque te perdía.
Para siempre.
Un abandono profundo, infantil.
Gemidos como de perro agitado al que no le dan de beber
llenaban mi garganta
enfriaban mis labios.
La realidad no podía ser así.
Mis ojos, para no distinguir los espacios
los tiempos,
preñados de pestañas curvadas
—es el mejor rímel—
La habitación en silencio sudaba.
El calor
el calor
el calor
del frío interno
quema de tan congelado.
Todo late en mis sienes.
Tiemblan ya las paredes
Se abre mi mente.
Acepta.
Muere.

Marina López Fernández

M. L. F.

Final de la serie “Movimiento”

Origen: El Instante Varado-Desnarraciones…