Definitivamente, sí

Ya pasaban diecisiete minutos de las cuatro, y yo sin ponerme manos a la obra. La noche anterior me había acostado tarde.

Tenía que ser rápida pero, sobre todo, inteligente.

Había estado pensando en cómo deshacerme del cuerpo de Sara, que ya descansaba inerte en el maletero de mi coche. Tuve que romperle las piernas para que cupiese. Vaya ocurrencia.

Verme expuesta por obligación a una situación de tal calibre en la realidad me excitaba. Yo, que me pasaba horas mirando esos programas de crímenes que ponían en la televisión todos los días, tendría que tener material de sobra para llevar a cabo la acción. Estaba claro que me iban a pillar. Lo sabía, pero la idea me gustaba… La sensación de que todo terminaría rápido nacía en mí de una manera extrañamente apasionada.

Sin duda, el error, del que yo no tenía culpa alguna, había sido empezar por el final; la mayoría lo hace así. No resulta original.

Sé que no te gusto y que te recuerdo a tantos otros como yo. Quizás,si practicases un poco más…

Dejé caer la cabeza y sentí un latigazo en las cervicales.

¡A la mierda! A volver a empezar, ¡joder!

¿Está seguro de que quiere abandonar la aplicación?

Es posible que los cambios no se guarden…

Origen: Salto al reverso…

M. L. F.

Anuncios

¡Gracias por participar en «Azul»!

¡Gracias por participar en «Azul»!

Se admiten sugerencias
Gracias

SALTO AL REVERSO

AVISO IMPORTANTE: Se reanudan las votaciones

A partir de ahora se reinician las votaciones quincenales regulares en el blog. Todas las obras publicadas a partir de esta entrada y hasta el lunes 18 de junio serán consideradas en la votación 7.


Resultados de la convocatoria «azul»

¡Hola a todos!

Gracias por participar en nuestra convocatoria interna para autores del blog con el tema «azul».

El periodo de la convocatoria ha concluido. Recibimos 32 obras, de las cuales serán publicadas 22 en nuestra Antología II, que será lanzada a principios de 2019.

Se publicará solo una obra por cada autor. Esta es la lista completa:

# Título Autor Categorías
1 Azul me envuelve @theyoungQuevedo poema,  Poesía
2 Imagen:Vidas azules ahuanda Artes plásticas,  fotografía
3 Azul Alberto Beceiro poema,  Poesía,  Sin categoría
4 Esperando al azul Benjamín Recacha García Relato
5 ¡Impulso azul! Blacksmith Dragonheart Artes plásticas,  dibujo
6 Garra azul (poética) bosque…

Ver la entrada original 415 palabras más

Nuestro azul

Después de comer, te pregunté si te apetecía dibujar. Se te iluminó la carita.

Fuimos a mi habitación. Te enseñé todas las ceras de colores que tenía; vi como tus ojitos se posaban en cada azul que veías. Decidiste que utilizaríamos esa gama que habías descubierto y que tanto te había sorprendido.

Señalaste una de las ceras. Me preguntaste cómo se llamaba. Te respondí: «Azul marino». Te reíste mucho.

Empezaste a dibujar líneas sin sentido. El significado lo ponías tú: una ballena.

Yo cogí el azul zafiro para dibujar nuestros nombres. Te quedaste mirando para ellos; para ti no tenían sentido, así que seguiste con tus líneas azul ballena.

Empecé a dibujar una casita. Me preguntaste qué era. Me pareció raro. Te lo expliqué.

Me dijiste: «Mira, una casa es así». Trazaste un rectángulo; dentro de él, otro más pequeño y a los lados ventanas por donde pasaba el sol.

No podía creer lo que veía. Tan pequeño y ya sabías mirar desde las alturas.

Te ayudé a poner ladrillos azul piedra.

Comenzaste a dibujar rayas verticales sin parar. Te pregunté por qué lo hacías. Así que dibujaste un niño tumbado. Me explicaste que la casa ahora estaba en la cárcel porque se había incendiado y le había quemado las piernas. Metiste también al niño en la cárcel porque había mordido a un cocodrilo; y al cocodrilo porque sí. Me dejaste claro que querías ser policía; te vestirías de color azul celeste.

Me preguntaste, precioso mío: «¿Qué quieres que te dibuje?».

Yo te dije: «Quiero que me dibujes una flor».

—¿Qué es una flor?

—¿Qué crees que es una flor?

—No lo sé.

—Tú dibuja lo que crees que es una flor.

Empezaste a dibujar un círculo y del círculo salían líneas como rayos de sol lapislázuli.

—¿Es esto una flor? —preguntaste.

—Si tú crees que es una flor, entonces es una flor.

Te me quedaste mirando pensativo y vi un brillo pillín en tus ojos.

—Pues, ¿sabes qué? —me soltaste—. Que la araña se comió a la flor.

Abrí la boca y los ojos, pasmada, y me salió ese «ha» que sale del corazón.

—¿Qué pasa? —me dijiste.

—Pasa que te quiero mucho, principito mío.

Enmarqué nuestro dibujo lleno de tachones. Los azules se mezclaban aquí y allá.

Todo tenía un sentido para nosotros, un sentido azul hermoso creado por los dos.

Origen: Salto al reverso…

M. L. F.

Raquel: modelo para matar

Ilustración: Nessa G.

Esto de ser modelo es una mierda. Si no fuese porque necesito pelas para la Uni, iba a estar aquí el Tato.

Tengo que aguantar las burlas de mi familia. La chica florero, me dicen. La chica florero… Pues ayudadme, ¡coño ya! Es tan fácil juzgar a los demás. Me paso dos horas por las mañanas, martes y jueves, posando para catálogos que a lo mejor al final ni salen a la luz. Cuatro horas de clase en la facultad y seis horas (en el mejor de los casos) chapando para sacar los exámenes.

Y después que si soy una aburrida, que no me relaciono, que estoy de mala leche, etc., etc., etc.

¡No te jiba! ¡No tengo tanta energía!

Pero bueno, ya me vengaré. Cuando acabe la carrera, montaré un estudio e intentaré joder un poco a las modeluchas de turno que contrate.

Se van a cagar.

M. L. F.