Inmensidades finitas

XIV

Fui reina.

Quise ser princesa.

Elegí ser mendigo

y ahora el desierto me cubre de arena.

M. L. F.

Anuncios

Uno a Ocho

No creo en banderas

Creo en los colores del cielo al atardecer y en el mar que me ancla la esperanza al alma

Creo en las luces de la ciudad apagada

Creo en las quimeras colgadas de las ventanas

En la música inesperada…

En la Luna pendiente del vuelo de las aves

En la oscuridad del afuera de mi luz por dentro

Pero, sobre todo, creo en nosotros

M. L. F.

Eternos

Eternos

I

Sólo quería decirle…,

que su aroma

rasgaba el aire del otoño

y ponía la luz

contra los cristales.

II

Te miro,

aunque no me veas.

Te siento,

aunque no me toques.

III

Déjame quererte libre

libre

Déjame quererte así

Cuando esté la mar baja

y la quietud de las luces anuncie

el vuelo de las aves hacia el verde infinito

de tus ojos…

Ahí,

ahí déjame quererte libre

libre

déjame quererte así.

IV

Contigo…

A

P

K

2

M. L. F.