Black fraude

Cuentan que el origen del “Black fraude” proviene de una escritora a la que se le ocurrió hacer un juego de palabras a su modo y manera.

La razón es simple: harta de ver numerosas interpretaciones acerca del origen de la maldita frase, pues por qué no contribuir con una más.

La fotografía de la tal escritora, Marina López Fernández, (una loca molona, desde mi punto de vista) es un guiño a las grandes superficies y una crítica hacia aquellos que, con todo el respeto, “aprovechan” para hacer unas compritas.

Frases que contradicen esta locura consumista (como la apodan): “Esto va fatal”; “No tengo dinero ni para pagar la luz”; “Necesito un tiempo de relax”; “Ponme uno no muy caliente, no muy oscuro”…, etc., etc., etc.

M. L. F.

Anuncios

In memóriam

Escáner_20171122
Rebuscando en el hueco de la escalera encontré este relato, que escribí con 14 años. Decidí enviarlo al “Ideal Gallego”. Cuál fue mi sorpresa cuando vi que lo habían seleccionado como mejor relato de la semana.

*La imagen la escogieron, acertadamente, los responsables de la sección del periódico*

*La corrección de la puntuación del texto corrió a cargo de Jorge López Fernández, mi hermano. A él va dedicado*

M. L. F.