Inmensidades finitas

V

Desangelada,

la autocompasión cegó mi aurora.

Deseé no abrir los ojos,

pues la realidad no cabía en mis manos.

M. L. F.

Anuncios

14 comentarios en “Inmensidades finitas

  1. Autocompasión, indigna pero insistente compañera. Sus palabras se pegan como la miel, como miel envenenada en nuestros paladares. Sé de lo que hablo porque he tenido muchas largas e indeseables conversaciones con ella.

    Un abrazo Marina, hoy me estás tocando la fibra sensible.

    Le gusta a 1 persona

  2. La realidad a veces nos supera y hay que dejarla descansar en el suelo para cogerla poco a poco. Como colocar un camión de leña. Tronco a tronco. Ay que tengo que pedirla bien pronto. Ay. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

  3. Muy bueno. Hay realidades inabarcables según la condición humana de cada individuo. Si una realidad no cabe en tus manos, inventa otra. Es lo que hacen los locos. Y sin duda se les ve felices. Quizás seamos nosotros los locos. Un cordial saludo.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s