Cuando eres pobre, sí, pobre pobre, MENDIGO, es cuando ves por primera vez la pobreza del ser humano, la que te rodea, la que va vestida con abrigos siempre corriendo de un lado a otro como pollos sin cabeza; la que se ríe nerviosamente y llora a escondidas; la del coche y casa y miles de cosas innecesarias.

Pero…, ay…, lo que daría yo por una camita…

Daría mi pobreza.

M. L. F.

Anuncios

23 comentarios en “Una mirada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s